Alteraciones miofuncionales en el Síndrome de Down

El Síndrome de Down es un trastorno genético causado por la presencia de una copia extra del cromosoma 21 (o una parte del mismo), lo que da lugar a una trisomía en dicho par. Se caracteriza por un grado variable de retraso mental y unos rasgos físicos que confieren un aspecto particularmente reconocible. Tal síndrome lleva también asociadas ciertas alteraciones miofuncionales que, ahora, pasamos a detallar:

 

ALIMENTACIÓN (masticación y deglución)

  • Problemas en la masticación: debidos a la malformación de la boca ya que, en muchos casos,  la distribución de las piezas no es la correcta. Este problema se ve agravado por el tamaño de la lengua, que suele ser más grande de lo normal (macroglosia).
  • Hipotonía muscular: afecta a los músculos de la mandíbula, impidiendo que éstos tengan la fuerza y el tono suficientes para realizar una buena masticación.
  • Deglución atípica: debida a ciertas características físicas como el paladar ojival, la flacidez del labio inferior e inactividad del superior, la forma alterada de las arcadas dentarias, etc.
  • Protusión lingual: el inadecuado adelantamiento de la lengua dificulta todavía más la tarea de la comida.
  • Cabe destacar además la tendencia al sobrepeso, lo que aumenta el riesgo de padecer enfermedades cardíacas o hipotiroidismo.

 

RESPIRACIÓN (inspiración y espiración)

  • Respiración bucal: la cual se produce con la boca siempre abierta (facies adenoidea).
  • Esta respiración oral puede ser causa de problemas relacionados con la posición lingual y labial, la masticación, la deglución o el excesivo babeo.
  • Mayor estrechez de las vías respiratorias superiores: consecuencia del menor desarrollo de la zona central del macizo óseo facial (hipoplasia), que implica a su vez la estrechez de las fosas nasales y de la bóveda del paladar.
  • Tienden a padecer infecciones del tracto respiratorio.

 

FONACIÓN (voz)

  • La voz suele ser opaca, grave, áspera y, en ocasiones, nasalizada. Esto puede deberse a la falta de tono en la musculatura laríngea.
  • Hipertrofia de las amígdalas y adenoides: debida a las frecuentes infecciones de las vías respiratorias.

 

ARTICULACIÓN (habla)

  • También puede verse afectada por la hipotonía del músculo orbicular de los labios y el frecuente labio inferior caído.
  • Protusión lingual: puede ser causa de la macroglosia, la obstrucción de las vías nasales o la respiración oral.
  • Hipotonía orofacial: la falta de tono muscular puede conllevar dificultades para la pronunciación de algunos fonemas.



Si os ha surgido alguna duda tras leer el artículo, sabéis que estamos a vuestra entera disposición en nuestro email info@logopedaencasa.es y/o en las redes sociales.

Si te ha gustado, ayúdanos a difundirlo... Share on Facebook0Share on Google+0Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn0Pin on Pinterest0Email this to someone
The following two tabs change content below.
Ser logopeda es tener la inmensa suerte de ver cada día los ejemplos de superación y lucha de quienes dan sentido a esta profesión.