Cambios en el lenguaje asociados al envejecimiento

Hoy analizaremos cómo es el lenguaje de nuestros mayores, incluso cuando éstos experimentan un envejecimiento normal, no patológico. Un lenguaje que, por otra parte, juega un papel fundamental ya que promueve la interacción social. Por ello, las dificultades que encuentren en su uso los ancianos influirán en cómo se sientan. Para una mejor organización del artículo, estudiaremos los cambios que se producen en las diferentes dimensiones lingüísticas:

Procesamiento sensorial
  • La frecuente presbiacusia (sordera del anciano) dificulta el reconocimiento de palabras. Asimismo, existen dificultades en el análisis temporal de la señal y reconocen peor las palabras en situaciones de ruido o con habla acelerada. Aun así, muchos son capaces de compensar dichas situaciones ayudándose del contexto.
  • A menudo se observan problemas similares a los mencionados en el plano visual durante la lectura.
Acceso al léxico en la comprensión
  • Durante este proceso, activamos múltiples candidatos que compiten por el reconocimiento. Pues bien, en el caso de los ancianos se aprecia un mayor efecto de interferencia por parte de palabras fonológicamente similares, sobre todo cuando tienen una mayor frecuencia de uso. Esto, evidentemente, hace que su acceso sea más lento y su comprensión menos eficaz.
A nivel semántico
  • A pesar de lo que muchos puedan pensar a simple vista, el vocabulario y el conocimiento de las palabras sigue mejorando durante toda la vida. Por supuesto, ello dependería también de otros factores como el nivel académico y cultural del sujeto.
  • De este modo, no se aprecia un declive hasta edades avanzadas (aproximadamente, desde los 80-90 años en adelante). Cuando éste aparece, se hace notable sobre todo en palabras de baja frecuencia.
  • Por ello, en general, el vocabulario está conservado.
Denominación
  • Con la edad aumenta el efecto “tenerlo en la punta de la lengua”, la denominada anomia.
  • El problema principal reside a nivel de acceso fonológico, tal y como sugieren los errores que cometen y el hecho de que se vean beneficiados por pistas fonológicas (es decir, si el terapeuta les dice “za”, a menudo, consiguen evocar la palabra deseada: “zapato”).
Producción de oraciones
  • Diversos estudios han concluido que las oraciones producidas por sujetos mayores contienen menos cláusulas, es decir, tienden a ser más simples.
Producción a nivel de discurso
  • Las narraciones, descripciones y conversaciones de los ancianos muestran una cierta tendencia a salirse del tema principal; tendencia que se incrementa con la edad.
  • Esto se ha relacionado en muchas ocasiones con ciertos problemas de inhibición. Pero, al mismo tiempo, se ha encontrado que está relacionado con las restricciones que impone el contexto y/o con cambios en objetivos pragmáticos, ya que los ancianos suelen enfatizar en sus experiencias vitales.

 

Si te ha gustado, ayúdanos a difundirlo... Share on Facebook0Share on Google+0Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn0Pin on Pinterest0Email this to someone
The following two tabs change content below.
Ser logopeda es tener la inmensa suerte de ver cada día los ejemplos de superación y lucha de quienes dan sentido a esta profesión.
  • Muy interesante tu entrada, Paula. Haces un resumen conciso pero muy completo. Me hubiera encantado leer tu artículo antes de haber escrito mi última entrada sobre los inconvenientes de la sobreacomodación del lenguaje al hablar con personas mayores. Hice una muy breve introducción sobre los cambios asociados al proceso de envejecimiento antes de centrarme en las consecuencias del habla edadista o infantilizadora. Te invito a que lo leas y me des tu opinión. Con tu permiso, comparto tu artículo en twitter.

    • Hola Silvia. Muchas gracias por tu comentario y por haberlo compartido en las redes para que, así, llegue a más lectores. Me he leído tu artículo y también me ha parecido muy interesante el enfoque. Creo que se puede complementar perfectamente con éste que, como bien apuntas, fue algo breve pero no siempre disponemos del tiempo que nos gustaría para hacer los artículos y nos vemos obligados a resumir… Al menos nos alegra que gusten y sirvan.

      Si necesitas cualquier cosa, no dudes en escribirnos. También nosotros te tendremos como referencia, por supuesto.

      ¡Un abrazo!