Factores que influyen en el acto comunicativo al usar un SAAC

Hace algunas semanas, escribimos un post sobre determinados criterios que debían tenerse en cuenta a la hora de elegir un SAAC, una tarea que no suele resultar demasiado fácil. Si no lo leísteis, os invitamos a que lo hagáis pinchando aquí, ya que confiamos en que os será de gran utilidad.

Hoy queremos ahondar en este tema pues, además de esos criterios, hay que tener en consideración otros aspectos que influyen en el acto comunicativo.

  • Lo primero que debemos tener claro es que un ambiente pobre en experiencias va a disminuir la motivación para comunicarse, lo que se traducirá en una menor intención comunicativa. Por ello, hay que intentar que el paciente se desenvuelva en entornos estimulantes.
  • La persona con lengua oral suele ser, en estos casos, quien lleva la voz cantante en la comunicación. Por eso, es importante que esta persona haga preguntas cerradas, dejando tiempo suficiente para responder, sin anticipar los deseos o respuestas del usuario que emplea el Sistema de Comunicación Aumentativa o Alternativa.
  • No crear un clima de sobreprotección: no adelantarse a lo que quiera comunicar y utilizar un lenguaje adecuado a su edad (evitar la infantilización del lenguaje).
  • El interlocutor debe intentar hablar despacio y dejar tiempo para que el emisor pueda ejecutar su respuesta o el inicio de una conversación.
  • Es importante también acompañar con verbalizaciones todo lo que el usuario indique: verbalizar lo que el usuario indica expresamente, haciendo una traducción literal de esto, sin hacer comentarios sobre lo que dice.
  • Cuando se trabaja con niños (a quienes es bastante más sencillo enseñar un sistema), no hay que olvidar la relación con sus iguales: enseñar al resto de compañeros a que se comuniquen con el usuario, cómo se comunica éste y aprender a utilizar su sistema. Normalmente, la manera de enseñarlo es usando las mismas imágenes y pictos en los lugares y materiales que utilizan todos.
  • En esos casos, sería conveniente tener una reunión con todos los padres para comunicar la existencia de un Sistema Alternativo de Comunicación porque puede que haya familias reacias a la utilización del mismo.
  • También se debe procurar la participación del usuario en las actividades de gran grupo. Para ello, existen dos opciones: que sea un profesional adulto quien le ponga voz (habrá que controlar al resto para que esperen y presten la misma atención que a cualquier otro) o que sea alguno/s de sus compañeros quien lleve a cabo esta función, asegurándonos antes de que saben traducir las indicaciones literalmente. Si se lleva a cabo esta iniciativa, os recomendamos no escoger al líder de la clase pero tampoco al alumno más tímido; habrá que buscar un término medio.
  • En el soporte de comunicación del usuario se deben ir incluyendo todas aquellas palabras que vayan a necesitar: vocabulario que vaya a ser trabajado en las próximas sesiones, palabras propias de su edad, modas,… Para ello, os recomendamos que os pongáis en la cabeza de un niño y observéis al resto para saber cómo se expresan habitualmente.

Con estos artículos esperamos que os hayan quedado más claros los factores que deben considerarse cuando se elige un sistema de comunicación. En cualquier caso, si os surgen dudas, ya sabéis que estamos a vuestra entera disposición.

Si te ha gustado, ayúdanos a difundirlo... Share on Facebook2Share on Google+0Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn0Pin on Pinterest0Email this to someone
The following two tabs change content below.
Ser logopeda es tener la inmensa suerte de ver cada día los ejemplos de superación y lucha de quienes dan sentido a esta profesión.