Medidas de precaución con pacientes disfágicos
Medidas generales a tener en cuenta durante las comidas
  • El paciente debe estar despierto y ser capaz de responder a órdenes sencillas.
  • Debe tener capacidad para mantener el alimento en la boca y tragarlo en el momento conveniente.
  • Se debe asegurar una posición corporal de seguridad a la hora de las comidas.
  • Evitar al máximo que el paciente extienda el cuello hacia atrás mientras traga; se debe mantener la flexión anterior, con ayuda si es necesario, desde antes de tragar.
  • Se recomienda utilizar vasos de boca ancha o de forma arqueada para evitar el tope de la nariz.
  • Los enfermos deberán ser supervisados durante las comidas.
  • Es muy importante que, a la hora de comer, el paciente esté concentrado en la comida (evitar distracciones visuales, auditivas…).
  • Si el sujeto no tiene respuesta a la comida, el cuidador puede ayudarle abriendo la boca para que imite el gesto, o arrimando la cuchara sobre el labio inferior del paciente para estimular la apertura de la boca.
Medidas en cuanto a los alimentos
  • Conseguir texturas homogéneas, sin mezclar diferentes consistencias (sólidos y líquidos).
  • Evitar tomar alimentos de riesgo (pegajosos, duros, que desprendan líquido al morderse…).
  • Si se utilizan preparados artificiales, seleccionar sabores según gustos y variar con frecuencia.
  • Idear comidas que se puedan tomar en trozos pequeños y/o coger con los dedos, pero sin descuidar el manejo de los cubiertos.
  • Respetar los gustos del paciente.
  • Cuidar la presencia de los alimentos, textura, temperatura, sabor, etc.
  • La dieta para disfagia debe cubrir las necesidades nutricionales, ser variada y equilibrada y estar adaptada a las posibilidades y preferencias de la persona a quien va destinada.
Medidas higiénicas

La mala higiene de los dientes y de la boca aumenta la colonización bucal por gérmenes, incrementando la posibilidad de infección respiratoria en caso de aspiraciones pulmonares. Por ello, deben tenerse en consideración algunas técnicas:

  • Mantener una higiene correcta de la cavidad oral (limpieza de dientes, encías, paladar y lengua).
  • Efectuar un cepillado suave de la cavidad oral antes de las comidas.
  • Cepillar la cavidad oral y la prótesis, si existe, después de las comidas, eliminando los restos de alimentos en la boca.
  • Si no se puede utilizar dentífrico porque la persona no puede enjuagarse, puede usarse una gasa impregnada de enjuague bucal.
  • Cuando el paciente tenga xerostomía (boca seca), se recomienda una hidratación general suficiente y la utilización de soluciones de saliva artificial para facilitar la deglución.
Medidas para la toma de medicamentos
  • Buscar presentaciones farmacéuticas que se puedan tragar sin riesgo, evitando comprimidos duros o que puedan resultar resbaladizos, así como suspensiones de consistencia líquida.
  • Los jarabes, soluciones y comprimidos, salvo si estos últimos son sublinguales o con cubierta entérica, se triturarán hasta conseguir un polvo fino y se mezclarán con 10-15 ml de agua con espesante hasta obtener la viscosidad más segura recomendada para el paciente.
  • Muchos fármacos, una vez triturados, tienen mal sabor. Se evitará, por tanto, mezclarlos con los alimentos para que no alteren su sabor y para que, en el caso de que no se consuma todo el plato, no se pierda también la ingesta de la medicación.
  • Debemos tener en cuenta el momento en que se ha administrado la medicación al paciente para, así, ajustar su alimentación en función del mayor o menor efecto del fármaco.
Si te ha gustado, ayúdanos a difundirlo... Share on Facebook0Share on Google+0Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn0Pin on Pinterest0Email this to someone
The following two tabs change content below.
Ser logopeda es tener la inmensa suerte de ver cada día los ejemplos de superación y lucha de quienes dan sentido a esta profesión.