Reimplante coclear de Marcos Lechet

Queremos compartir con todos vosotros el testimonio que Marcos Lechet ha regalado a nuestro equipo tras haberse sometido a un nuevo implante con el que aspira a conseguir mayores prestaciones audiológicas.

Pero, antes, por si hay alguien que todavía no sabe quién es él, os invitamos a que visitéis estos enlaces: el primero, se corresponde con una preciosa carta escrita por Marcos en la que cuenta cómo vivió su sordera y su posterior adaptación al implante coclear; el segundo, una entrevista que logopedaencasa.es realizó para que este tremendo luchador pudiera explicar la causa que le mueve desde hace años.

http://www.logopedaencasa.es/comunicaciones/volver-oir/

http://www.logopedaencasa.es/comunicaciones/entrevista-marcos-lechet/

Ahora sí, tras haber leído ambos artículos, os animamos a disfrutar de las palabras que hoy nos llegan de Marcos Lechet:

«Y me preguntas qué siento y qué pienso al volver a pasar por una operación 18 años después ? Me siento ilusionado como la primera vez y de nuevo me surge la pregunta de cómo oiré.

Los días anteriores a mi ingreso pasé nervios y una vez allí, mientras entraba al quirófano, dejé a mi familia en la puerta, les di la mejor de mis sonrisas, envié besos volados, mientras por dentro temblaba. Decir que no tuve cierta angustia sería mentir descaradamente, ¿quién no la tiene? Ojalá no tuviéramos que pasar por un quirófano nunca, pero nuestra ilusión por oír puede con todo esto, ¿no crees?.

Me encontré con una enorme diferencia de hace 18 años. Ahora hasta el corte de pelo es mínimo, una «minirasuradita» detrás de la oreja. La otra vez, ¡casi media cabeza rapada! ¡más feo que picio!.

¿Y el dolor ? Las naturales molestias de una pequeña operación y dolor de cuello por la postura pero, a medida que pasan las horas, vas mejorando muy rápidamente y ¡comes de todo!. Hace 18 años solo podías comer purés porque apenas podías abrir la boca; una semana con vértigos en el hospital y ahora mañana me dan el alta. ¡Dos días tan solo y sin un mareo!

¿Sabes? No me arrepiento de haber sido uno de los primeros implantados cocleares españoles; quería oír, tenía que experimentar esa sensación, descubrir el sonido. Quería vivirlo, descubrirlo, tenía que intentarlo. De niño quería oír el mar y lo logré… ¡y es maravilloso! 

Ahora estoy de nuevo en silencio, desde la ventana del hospital veo el mar, y veo las olas agitarse con fuerza y chocar contra las rocas. No veo el momento de tener mi procesador para oír las olas y sobre todo… oír la voz de mi hijo con más claridad.»

Marcos Lechet
Si te ha gustado, ayúdanos a difundirlo... Share on Facebook0Share on Google+0Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn0Pin on Pinterest0Email this to someone
The following two tabs change content below.
Ser logopeda es tener la inmensa suerte de ver cada día los ejemplos de superación y lucha de quienes dan sentido a esta profesión.