“Acciones (verbos)”, de Akros: un gran juego para la estructuración del lenguaje.

Como podéis ver en el título del artículo, el protagonista de hoy es un juego que nos encanta y del que queríamos hablaros: “Acciones (verbos)”, un material de Akros que os será de gran utilidad para la estimulación del lenguaje y la adquisición de vocabulario en un ambiente altamente motivador y divertido.

¿De qué se trata?

Este juego se compone de 50 fotografías que representan acciones cotidianas. Éstas son llevadas a cabo por distintos personajes, de manera que el jugador puede identificarse con algunos de ellos y/o relacionar éstos con las personas de su entorno más cercano. Esto se consigue gracias a que las acciones las realizan niños y niñas pequeños, de mediana edad, adultos y ancianos. Así, los personajes de las diferentes escenas suelen ser nombrados como “papá”, “mamá”, “abuela”,… lo cual favorece la expresión oral, especialmente en los pacientes de temprana edad. Hemos comprobado incluso que éstos, en muchas ocasiones, dotan a los personajes de los nombres reales de su propia familia a los que podrían asemejarse, así como del término cariñoso con el que se refieren a ellos (por ejemplo, “la tata Sara se ríe” o “la yaya planta flores”).

El hecho de que las acciones sean desempeñadas por figuras de distintas edades conlleva una ventaja adicional: el juego puede adaptarse a todo tipo de pacientes, mayores y pequeños; basta con que el terapeuta valore y seleccione en cada caso cuáles son las imágenes más apropiadas. Este detalle tan importante hace, si cabe, más interesante el juego ya que se trata de un aspecto importante que no siempre cumplen los materiales con los que trabajamos. Como podréis intuir, aquellas acciones que son más complejas o que implican algún tipo de riesgo son realizadas por adultos: freír, exprimir, pelar, taladrar, hervir, afeitar,… mientras que las más lúdicas son desempeñadas por niños: reír, abrazar, soplar, chutar, disfrazar, etc. En cualquier caso, todas resultan cercanas y habituales dentro del ámbito familiar del jugador, por lo que su identificación con las fotografías es plena. Esto ayuda a que su implicación y motivación por la tarea sea mayor.

Además de las 50 fotos, el juego viene acompañado de una cuña que sirve como pequeño atril y una guía en la que se incluye el listado con los verbos, acompañados del número correspondiente para que se puedan localizar rápidamente en cada una de las imágenes. Todo ello viene presentado en un cómodo maletín. Como solemos decir, esto facilita enormemente su traslado a las sesiones de Logopedia que, en nuestro caso, se realizan por domicilios de distintas zonas de Madrid.

20506-contenido

¿Cómo se juega?

¡De todas las formas que se os ocurran! Toda opción es buena si con ella lográis vuestros objetivos de intervención. Nosotros os contaremos las distintas modalidades en las que jugamos, por si os ayudan, pero recordad que vuestra imaginación puede ir más allá y encontrar otras muchas maneras de disfrutar con este material. Por ello, os invitamos a que nos escribáis y nos contéis cómo jugáis vosotros.

Si nos interesa reforzar la comprensión oral del paciente, es el terapeuta el que nombra las acciones que aparecen reflejadas en cada una de las fotografías. Y no sólo las nombra, sino que además solicita que se le entreguen con distintas fórmulas de petición (dame, coge, señala,…). De este modo se favorece también la capacidad de escucha y el uso del lenguaje. Para reforzar la comprensión verbal también es interesante probar a dar las órdenes en negativo, de manera que entre dos imágenes el paciente deba elegir la correcta, por ejemplo: “señala la imagen en la que el niño no esté durmiendo”. Otra idea para lograr este propósito es que el logopeda haga una descripción de lo que sucede en una determinada foto para que el jugador cite el verbo pertinente.

Si lo que queremos es estimular el lenguaje y el empleo de un mayor vocabulario, el logopeda será quien pregunte “¿qué hace?”, pretendiendo que la respuesta sea el verbo adecuado en infinitivo (hablar por teléfono, escribir, correr, etc.). También podemos pedir que complete la frase con la acción que corresponda, aunque esta vez la respuesta tendrá que estar en gerundio. Por ejemplo: “el niño que tiene una lupa en la mano está ………….. la mariposa” -la respuesta sería “mirando”-. Este tipo de emisiones no sólo ayudan a la adquisición y enriquecimiento del vocabulario sino que también permiten el uso de construcciones lingüísticas correctas, lo que estructura el lenguaje de una manera fácil y entretenida.

En aquellas ocasiones en las que nos ha interesado mejorar el razonamiento lógico y la comprensión de información a nivel visual, hemos optado por juntar imágenes que pudiesen guardar alguna relación (hervir, freír, batir o asar) y colocar entre ellas un intruso (bailar, por ejemplo). En estos casos, el paciente debía encontrar la foto errónea y explicar por qué no estaba relacionada con el resto de imágenes.

Para trabajar la construcción de estructuras morfosintácticas de una manera más específica, os proponemos actividades como: repetir las frases dichas por el terapeuta (“mamá pela patatas”, “papá rompe el periódico”, “el niño sopla la vela”, “el médico pincha al niño”,…), responder a preguntas como “¿qué está haciendo…?” en las que se tenga que hacer uso de estructuras sencillas, o elaborar breves narraciones en las que se enlacen las acciones que se reflejan en dos o tres fotografías. Además, podéis pedir al paciente que os cuente cosas sobre su propia vida en las que haya realizado acciones similares a las de las imágenes, haciendo uso de un lenguaje coherente y ordenado.

Este tipo de tareas nos han permitido descubrir que se trata de un juego que logra motivar a los pacientes, de manera que éstos se sienten impulsados a emplear el lenguaje, así como a disfrutar de la escucha a un interlocutor. Sin duda, se trata de un material excelente a nivel logopédico y, por ello, os animamos a adquirirlo y a que lo probéis vosotros también. Encontraréis “Acciones” pinchando en este enlace. Desde aquí podréis navegar por la web de Akros, donde confiamos que descubráis otros muchos productos interesantes.

 

Si te ha gustado, ayúdanos a difundirlo... Share on Facebook0Share on Google+0Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn0Pin on Pinterest0Email this to someone
The following two tabs change content below.
Ser logopeda es tener la inmensa suerte de ver cada día los ejemplos de superación y lucha de quienes dan sentido a esta profesión.