Chim y el tiramisú, el apetitoso cuento de Carambuco

Ya en el Ecuador de la semana, os presentamos un cuento de lo más dulce y didáctico: “Chim y el tiramisú”, de la autora Trinitat Gilbert, de Carambuco Ediciones.

Su protagonista es Chim quien, desde bien pequeñito, ha soñado con convertirse en cocinero. Así, imaginando que es un auténtico cheff, pasa las horas en su habitación cocinando platos valiéndose de su mejor ingrediente: su potente imaginación. Aunque ansía poder utilizar fogones y sartenes de verdad, sabe que puede ser peligroso y que sus padres se lo han prohibido. Pero esto no le impide ser un cocinero tremendamente ingenioso y astuto. Por eso, sin necesidad de usar ni un solo cuchillo, es capaz de crear una deliciosa receta: las tiraCHIMú, tiernas ensaimadas con queso blanco y Cola Cao. Un plato que pasa a la historia y que se convierte en el primero de la larga lista de platos que Chim elabora a medida que se hace mayor.

La trama es muy entretenida y, lo que es más importante, trasmite valores tan importantes como el respeto de límites y normas, traducido en la obediencia que Chim demuestra con sus padres, la creatividad o la paciencia. Además, incentiva el gusto por la comida y la implicación en tareas domésticas sencillas. Como veis, se trata de un cuento educativo que, os aseguramos, os atrapará desde la primera página. Es una lectura breve, idónea para los niños que se inician en la lectoescritura, acompañada de los coloridos dibujos de Anna Mongay.

Y si os ha gustado lo que os hemos contado, esperad a saber lo más interesante: el libro está adaptado a lectores con discapacidad auditiva. Carambuco Ediciones, con ayuda de la Fundación CNSE, lucha así por eliminar las barreras comunicativas que impiden que las personas sordas puedan realizar una lectura efectiva y disfrutar con ello. Una vez más, deseamos incidir en la profunda admiración que sentimos por esta loable labor.

Para poder facilitar la lectura entre los usuarios con déficit auditivo, los textos están acompañados de los correspondientes signos del sistema Bimodal. De este modo, leyendo y signando, hemos estimulado el desarrollo del habla y el lenguaje de muchos de nuestros niños, puesto que con varios de ellos hacemos uso de estos signos visuales para favorecer el acceso y comprensión de la información.

Si es la primera vez que hacéis uso de un libro de este tipo, tranquilos, porque en él se incluyen las indicaciones necesarias para saber cómo leer el cuento de la manera adecuada. En ellas se aclara, por ejemplo, que las líneas discontinuas que acompañan a algunos signos marcan el inicio del movimiento de las manos. De la misma manera, se insiste en la importancia de la expresión facial, por ser fundamental para reforzar el significado de determinadas frases.

La obra también contiene un DVD en el que hay un apartado con el vocabulario básico del libro, así como el cuento al completo interpretado en Lengua de Signos Española (LSE) y en castellano. Esto mismo sucede en otros títulos como «Todos los besos de mundo” o «El elefante Mainú y la amistad» , de los que hemos hablado en logopedaencasa. Os animamos a descubrir el resto de la colección de Carambuco Cuentos (LSE).

Tras animaros sinceramente a que os hagáis con él, sólo nos queda dar mil gracias a nuestros amigos de Carambuco por endulzarnos las sesiones. Conocer a Chim ha sido un auténtica delicia… ¡nunca mejor dicho!

Si te ha gustado, ayúdanos a difundirlo... Share on Facebook0Share on Google+0Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn0Pin on Pinterest0Email this to someone
The following two tabs change content below.
Ser logopeda es tener la inmensa suerte de ver cada día los ejemplos de superación y lucha de quienes dan sentido a esta profesión.