Flauta corredera, diversión asegurada (Hop´Toys)

Hoy os tenemos preparado un post sobre un simpático artilugio que os ayudará a convertir los ejercicios de soplo en un tiempo de juego eficaz y muy entretenido. Se trata de la flauta corredera, la cual hemos descubierto a través de nuestros amigos de Hop´Toys.

¿En qué consiste este instrumento?

Es una flauta peculiar ya que no presenta los típicos orificios en los que colocar los dedos de las flautas comunes. En lugar de eso, tiene una varilla de plástico que permite regular la columna de aire en función de si la subimos o bajamos y la velocidad a la que lo hacemos. Esto produce efectos sonoros muy divertidos y diferentes a los habituales, lo que genera enormes risas en los niños. De hecho, por su gran atractivo y facilidad de manejo, este tipo de flautas de émbolo son empleadas con frecuencia en la educación musical de niños, incluso en edades tempranas.

Sobre esto, nos gustaría compartir con vosotros un detalle significativo que algunos compañeros maestros nos han comentado: aunque esta flauta no tiene los clásicos agujeros, implica también una correcta posición de boquilla y manos, así como una adecuada inclinación para que se produzca el sonido; todos ellos son prerrequisitos que favorecerán la manipulación de la flauta dulce, a la que se tendrán que enfrentar en futuras etapas escolares, de ahí que este instrumento sea una propuesta más que interesante.

Como podéis ver en la foto, el cuerpo de la flauta es transparente, con lo que se puede ver perfectamente cómo sube y baja el mango. El resto del instrumento está hecho con colores llamativos, lo que atrae enormemente la atención de los más pequeños (y de los no tan pequeños, dicho sea de paso, porque los terapeutas hemos disfrutado tanto o más que nuestros chic@s en las sesiones).

flauta-de-embolo-profesional

 ¿Cuál es su interés logopédico?

Los ejercicios de soplo juegan un destacado papel en la rehabilitación de patologías de la voz y el habla, y a menudo se complementan con tareas de respiración. Saber controlar la fuerza y direccionalidad del soplo es fundamental, por ejemplo, para lograr la correcta emisión de determinados fonemas. Por ello, es frecuente que recurramos a estas actividades cuando nos enfrentamos ante un paciente con disfonía, dislalia, disartria, retraso del lenguaje, etc.

Nosotros usamos esta flauta dentro de una batería de juegos respiratorios y de soplo, de entre los que destacaremos algunos por si os sirven de ayuda:

  • apagar o hacer oscilar la llama de una vela a distintas distancias.
  • hacer sonar un silbato con diferentes ritmos e intensidades.
  • inflar un matasuegras con mayor o menor fuerza, haciendo que suene o no,…
  • soplar molinillos de viento, plumas, bolitas de papel,…
  • hinchar un globo.
  • hacer pompas de jabón.
  • hacer burbujas en un vaso de agua.
  • planchas de soplo 
  • jugar un partido de fútbol con pelotas de ping-pong.
  • competir en carreras de papelitos con ayuda de una pajita.
  • avanzar una pelotita por una huevera de colores.

Solemos dejar la flauta para el final por ser lo más sorprendente, ya que no suelen tener una de este tipo en casa. Hemos trabajado con ella tanto con niños como con adultos y, aunque los primeros se muestran más entusiasmados por el sonido que produce, es igualmente eficiente para todo tipo de pacientes. Puesto que no lleva ningún distintivo o diseño infantil, es un material perfectamente adaptable a todas las edades.

Muchos de nuestros pacientes presentan una respiración superficial que les lleva a fatigarse con facilidad y a una completa falta de coordinación fonorrespiratoria, pero concienciarles de cómo deben respirar y hablar no es sencillo, especialmente a los niños. Sin embargo, la flauta corredera permite que comprendan de manera muy visual lo que tratamos de enseñarles puesto que la boquilla les impide tomar el aire por la boca y se ven obligados a cogerlo por la nariz. Así, empiezan poco a poco a reconocer el proceso que deben seguir cuando hablan normalmente (inspiración nasal, espiración bucal), lo que nosotros conocemos como patrón respiratorio mixto.

Asimismo, las distintas melodías que se producen jugando con la varilla de plástico permiten mejorar la discriminación auditiva, mejorar el control salivar y respiratorio, favorecer la tonicidad labial, dominar el flujo de aire expulsado y la fuerza de éste, etc.

Además, saber que sonarán melodías diferentes en función de cómo soplen les motiva de una forma sorprendente. Esa motivación les lleva a poner más cuidado en el soplo, comprendiendo que si expulsan todo el aire de manera brusca y sin control, no lograrán un sonido bonito que agrade a los espectadores del concierto. Del mismo modo, si no dirigen el aire hacia la boquilla o ésta se llena de saliva, no conseguirán ser un buen encantador de serpientes y éstas podrían picarles. Podéis usar éstas u otras muchas analogías que se os ocurran y comprobaréis que el interés por el ejercicio es absoluto.

¿Cómo puedo conseguir esta flauta?

Es un material muy asequible, ya que lo encontraréis en la web de Hop´Toys por 9 euros. Ya sabéis, tan sólo tenéis que darle a «añadir a la cesta» y esperar a que, en unos días, os llegue a casa. Se agradece encontrar productos así, innovadores y originales que estén al alcance de todos. Por eso, no lo dudéis y probadlo. Estamos convencidos de que os regalará momentos tan divertidos como los que hemos pasado nosotros.

Si te ha gustado, ayúdanos a difundirlo... Share on Facebook0Share on Google+0Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn0Pin on Pinterest0Email this to someone
The following two tabs change content below.
Ser logopeda es tener la inmensa suerte de ver cada día los ejemplos de superación y lucha de quienes dan sentido a esta profesión.