Fotos de secuencias, de Akros

Desde hace unas semanas en nuestras sesiones de Logopedia hemos empezado a usar un material verdaderamente útil. Se trata de «Fotos de secuencias», una creación de la conocida distribuidora Akros.

El juego se compone de 50 fotografías con las que se pueden llegar a crear 13 secuencias. La dificultad de éstas depende de las escenas que las compongan; de este modo, encontramos secuencias de 3, 4 y hasta 5 imágenes. Todas las escenas que aparecen reflejadas están desarrolladas por niños, quienes realizan actividades cotidianas y sencillas: comer flan, abrir un regalo, hinchar un globo, tirarse por un tobogán, lavarse las manos, vestir un muñeco,… Esto hace que el juego sea especialmente atractivo para los más pequeños, pues ellos mismos se ven reflejados en las acciones ya que son similares a las que ellos realizan diariamente.

Con la representación de estas actividades secuenciadas podemos ayudar a mejorar la conciencia del tiempo, algo que a muchos niños les cuesta asimilar. Comprender la duración de las cosas y mejorar la percepción cronológica son dos habilidades que se refuerzan de manera importante gracias a este producto educativo. Pero, al mismo tiempo, nos permite trabajar otros aspectos fundamentales y de gran interés en el tratamiento logopédico.

Este material ayuda, indudablemente, al enriquecimiento del lenguaje. Incluso desde los 3 años de edad, éste puede ser estimulado de manera temprana. En estos casos, aunque la ayuda del terapeuta debe ser mayor y el número de escenas no debe ser más de 3 o 4, los niños suelen comprender la actividad y la resuelven sin grandes dificultades. Ya en edades algo más avanzadas, facilita el aumento de vocabulario y la estructuración del lenguaje, puesto que permite elaborar construcciones morfosintácticas complejas. En cualquier caso, sea cual sea la edad de los niños con los que hemos puesto en marcha este juego de secuencias, hemos podido comprobar que se sienten motivados a emplear el lenguaje. Les gusta contar lo que ven e, incluso, muchos de ellos, se animan a querer imitar lo que aparece en las fotografías.

Por si os sirve, os contaremos cómo lo hemos usado nosotros. Al principio, durante la primera toma de contacto con el juego, fue el terapeuta quien construyó una secuencia de 3 imágenes, narrando el contenido de las fotografías, mientras el niño observaba. Al acabar la secuencia, para estimular el lenguaje, podemos pedirle que nos señale la imagen en la que se está realizando determinada acción o, para trabajar las peticiones y la comprensión verbal, podemos darle la premisa «dame/coge la foto en la que aparece un niño…». Si queremos mejorar su razonamiento lógico, eliminamos una de las escenas que componen la secuencia para que elija cuál es la adecuada e, incluso, podemos incluir una imagen errónea, para comprobar si el niño es capaz de detectarla y sustituirla por la correcta. Poco a poco, el logopeda va retirando la ayuda, colocando tan sólo la primera escena, para que sea el niño quien complete la secuencia. Por último, dejamos que éste realice solo el ejercicio y, de manera progresiva, aumentamos el número de escenas.

En nuestras sesiones de intervención, ha sido especialmente útil a la hora de entrenar en la construcción de oraciones. Todas las escenas pueden ser descritas con una frase sencilla, por ejemplo: «la niña está pintando en la pizarra». El logopeda deberá estar atento al uso de las formas verbales y ayudar, mediante moldeamiento, a que éstas sean utilizadas correctamente. Además, podemos pedir al niño que incluya nexos temporales como «primero», «después», o «finalmente». La estructuración morfosintáctica puede ser fomentada también pidiéndole que describa una fotografía concreta, guiado por las preguntas del terapeuta, del tipo: «¿qué hace ahora la niña?».

Es importante destacar el tamaño de las tarjetas con imágenes, ya que tienen unas dimensiones de 19,5cm por 13,5cm. Esto permite que muchos niños con escasa habilidad motriz puedan manipularlas fácilmente. Pero, además, ha sido de gran ayuda con aquellos pacientes con discapacidad visual. En muchas ocasiones hemos tenido serias dificultades a la hora de encontrar materiales adaptados y, sin embargo, este juego ha supuesto una gran ventaja en este aspecto. Asimismo, en el juego se incluye también una peana para sujetar las fotografías, lo que las sitúa en una posición más vertical, facilitando su visión.

20510-contenido

El modo de presentación de este producto es otro detalle a destacar. Las fotografías están recogidas dentro de un maletín de plástico, de pequeño tamaño y con un peso muy ligero. Si tenemos en cuenta que nuestro equipo se traslada cada día por distintos domicilios de Madrid, teniendo que cargar con los materiales que se van a emplear durante las sesiones, esta cómoda maleta hace que el juego sea aún más interesante y práctico.

Por último, os animamos sinceramente a probar este juego, ya que los resultados que nos ha dado han sido muy positivos y estamos seguros de que a vosotros también os gustará. Si lo hacéis, no dudéis en compartir con todos nosotros vuestra experiencia. Éste y otros muchos materiales para la adquisición y desarrollo del vocabulario los encontraréis en el siguiente enlace de la página web de Akros.

Si te ha gustado, ayúdanos a difundirlo... Share on Facebook0Share on Google+0Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn0Pin on Pinterest0Email this to someone
The following two tabs change content below.
Ser logopeda es tener la inmensa suerte de ver cada día los ejemplos de superación y lucha de quienes dan sentido a esta profesión.