“Webber, ¿qué piensan?”, de Hop´Toys

Hoy queremos hablaros de un material que, a menudo, nos regala divertidos momentos durante nuestras sesiones de Logopedia y que, además, tiene aplicación en multitud de casos. Hablamos de “Webber, ¿qué piensan?”.

¿En qué consiste?

Este juego, que conocimos gracias a Hop´Toys, se compone de 60 cartas con fotografías que representan variadas situaciones. En ellas se reflejan, por ejemplo, un hombre posando sonriente junto a su coche, un niño con varicela, una futbolista, un superhéroe, una pareja de recién casados,… Distintos personajes escenificando situaciones de distinto tipo, lo que confiere al juego de una variedad muy interesante, pues esto permite el que se pueda adaptar a diferentes pacientes en función de sus edades, los objetivos de su intervención, etc.

Algo que nos encanta de las imágenes que aparecen en cada carta es que están compuestas por elementos reales; es decir, no se trata de dibujos. Este realismo permite captar con mayor claridad el mensaje que cada escena transmite, algo que otros materiales que hemos conocido de este tipo no favorecen.

IMG_2929

Como podéis ver en la foto, cada personaje se acompaña de un “bocadillo” en el que el jugador debe escribir lo que cree que está pensando. Para no estropear la foto, nosotros utilizamos unos post-it que tienen también forma de bocadillos (los podéis encontrar en tiendas como Tiger, Ikea o en grandes superficies que vendan material de papelería). Los chicos escriben ahí lo que creen oportuno y, después, pegamos el post-it sobre la carta correspondiente.

¿Para qué sirve?

Lo hemos puesto en marcha en casos de disfemia, anomia, autismo y, sobre todo, con chicos con problemas de inhibición, pobre iniciativa comunicativa y/o escasas habilidades sociales. Esta tarea les ayuda a ponerse en la piel del otro, imaginar cómo se sienten otras personas, así como a identificar sentimientos o emociones, tanto en ellos mismo como en los demás. Gracias a este juego, logran poner nombre a estados de ánimo y sensaciones que no sabían cómo llamar o expresar. Además, este material favorece la comprensión del entorno, ayuda a entender las claves del ambiente y la influencia de éste sobre cómo nos sentimos.

Formas de jugar

Tantas como se os ocurran; cualquier opción que inventéis, seguro, será buena. Nosotros os explicamos cómo solemos utilizarlas pero no dudéis en escribirnos y contarnos cómo lo hacéis vosotros.

  • Colocadas boca abajo, cada jugador extrae una tarjeta, cuando llegue su turno. Tras pensar sobre lo que ve, escribe o explica a los demás lo que el personaje en cuestión está pensando. Invitamos a que lo haga como si él mismo fuera ese personaje, por lo que tiene que jugar con su tono de voz, su postura, su capacidad de imitación, etc.
  • Si queremos complicarlo un poco más o provocar un mayor uso del lenguaje, al sacar una tarjeta, pedimos al jugador que invente una historia que justifique la escena que está viendo. En esta actividad, nosotros solemos decirles que pongan un título a la tarjeta.
  • También podéis combinar varias cartas y elaborar un diálogo entre los personajes que en ellas aparezcan.

Por supuesto, reforzamos positivamente el trabajo realizado, premiando por originalidad, ingenio, esfuerzo, etc. Os aseguramos que os sorprenderán, y mucho, las respuestas de los niños. Os reiréis un montón y, además, estaréis trabajando vuestros objetivos terapéuticos de una manera muy amena y divertida.

Por eso os animamos a que os hagáis con este juego. Pinchando aquí lo encontraréis disponible en la página de Hop´Toys y, además, tiene un 20% de descuento así que está fenomenal de precio. ¡Estamos seguros de que os gustará tanto como a nosotros!

Si te ha gustado, ayúdanos a difundirlo... Share on Facebook0Share on Google+0Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn0Pin on Pinterest0Email this to someone
The following two tabs change content below.
Ser logopeda es tener la inmensa suerte de ver cada día los ejemplos de superación y lucha de quienes dan sentido a esta profesión.