Desafortunado selfie con una paciente enferma

Hoy escribimos en relación a una noticia que nos ha llamado poderosamente la atención y sobre la que queremos conocer vuestra opinión. Parece que sucedió ya hace algún tiempo pero ha sido ahora cuando se ha armado todo el revuelo. Juzgad vosotros mismos…

Ayer, las redes sociales se “incendiaron” cuando una joven mexicana, estudiante de medicina, aparecía en Facebook en la foto que encabeza este artículo. Como podéis ver, en ella posa junto a una anciana paciente severamente enferma. La imagen se acompañaba además del comentario: “fui a hacer una guardia y una señora estaba agonizando y pues selfieee”.

Al parecer, según ha asegurado la chica, ella tomó la fotografía con el permiso expreso de la paciente, pues se trataba de su primer día de guardia y quería tener un recuerdo. Más tarde, pasó la foto a través de Whatsapp a amigos cercanos, de forma privada, pero ésta comenzó a pasarse de unos contactos a otros hasta que alguien finalmente la filtró y colgó en la red social mencionada. Fue entonces cuando le empezaron a llover las criticas, pidiendo incluso que la expulsaran de sus estudios. Además, ella y su familia fueron amenazadas.

Con el objetivo de evitar este tipo de situaciones, hoy queremos recordaros -especialmente a quienes os iniciáis en la práctica laboral- que los logopedas, al igual que el resto de profesionales de la salud, tenemos el firme compromiso de adoptar una política de confidencialidad que proteja la privacidad de la información personal del paciente obtenida a través de la consulta, informes, etc. La obligatoriedad de cumplirla se recoge en la Ley Orgánica 15/1999, de 13 de diciembre, de Protección de Datos de Carácter Personal.

Asimismo, dicha Ley declara que estamos obligados al secreto profesional para salvaguardar todos los datos recogidos en cualquier fase del tratamiento de un paciente. Y, es más, dicho secreto deberá mantenerse aun cuando finalice la intervención y, con ella, las relaciones con el paciente.

Es fundamental que tengáis esto muy presente a lo largo de vuestro ejercicio profesional, para que no queden vulnerados los derechos de nuestros pacientes. Por lo tanto, os recomendamos que tengáis el mayor de los cuidados a la hora dejar datos o fotografías a la vista y, por supuesto, para no transmitir información sobre los pacientes a personas ajenas a éstos.

No queremos terminar sin dar pie a un debate: ¿qué os parece la acción de esta joven?

 

 

Si te ha gustado, ayúdanos a difundirlo... Share on Facebook0Share on Google+0Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn0Pin on Pinterest0Email this to someone
The following two tabs change content below.
Ser logopeda es tener la inmensa suerte de ver cada día los ejemplos de superación y lucha de quienes dan sentido a esta profesión.