Hoy, Día Nacional del Daño Cerebral Adquirido, os dejamos el vídeo de TVE con el que, hace un año, trató de concienciar sobre la situación con la que convive un paciente que ha sufrido una lesión de este tipo. Pero, ¿qué es el daño cerebral adquirido?

Se trata de una lesión cerebral que irrumpe en el desarrollo vital de un individuo de manera repentina. Las causas que, con más frecuencia, provocan un daño cerebral son los Traumatismos Craneoencefálicos (como los accidentes de tráfico, accidentes laborales,…) y los Accidentes Cerebrovasculares (derrames, aneurismas, falta de oxígeno,…). Las consecuencias que de ellos se derivan son múltiples y, rara vez, se limitan a un conjunto de síntomas, deficiencias bien delimitadas que afectan a un único área. Más bien, suelen ser complejas y afectan a cualquier tipo de función sensorial, motora o autonómica y suelen aparecer durante los primeros días o meses, en función de la gravedad de la lesión.

La mayoría de los casos graves los protagonizan pacientes de edades inferiores a los 30 años, siendo muchos de ellos varones (por ser quienes asumen más riesgos). Este conjunto presenta cada vez un mayor número de casos, ya que ha aumentado la cantidad de jóvenes que sufren un accidente cerebrovascular. Éstos, por fortuna, tienen mejor capacidad de recuperación gracias a una mayor plasticidad cerebral. Sin embargo, esto no ocurre con los pacientes de edades entre los 60-70 años quienes, precisamente, representan el segundo grupo de mayor incidencia de DCA. Aunque, además de la edad, hay otros factores que influyen de manera importante en la evolución: motivación, entorno, nivel sociocultural,…

El trabajo rehabilitador con estos pacientes, en el que la Logopedia juega un papel importante, tiene una doble vertiente: por un lado, la rehabilitación propia del paciente; por otro, el trato con la familia, a quien es imprescindible acompañar e informar en la nueva situación que comienzan a vivir y en la que se encuentran perdidos (tienen muchas preguntas por responder, no saben cómo comunicarse con su familiar, precisan de apoyos sociales y económicos, desconocen la existencia de las asociaciones, etc.). Es fundamental remarcar que cuanto más intensiva sea una rehabilitación, sobre todo en las primeras semanas/meses, mayores resultados dará. Ese tiempo es de vital importancia y, en la mayoría de las ocasiones, precisará de una intervención multidisciplinar al cargo de distintos profesionales (fisioterapeuta, logopeda, terapeuta ocupacional, psicólogo,…) para que sea lo más global y completa posible.

Si os han surgido preguntas acerca del Daño Cerebral u os apetece compartir con nosotros vuestras experiencias personales, no dudéis en hacerlo. Trataremos de ayudaros en todo aquello que esté en nuestra mano.

Si te ha gustado, ayúdanos a difundirlo... Share on Facebook0Share on Google+0Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn0Pin on Pinterest0Email this to someone
The following two tabs change content below.
Ser logopeda es tener la inmensa suerte de ver cada día los ejemplos de superación y lucha de quienes dan sentido a esta profesión.