Polémica por el chupete de la hija de David Beckham

Hace unos días, el célebre futbolista se vio envuelto en una polémica con la que demostró sentirse francamente molesto y de la que hoy queremos saber vuestra opinión. Os contamos cómo empezó todo…

Un periódico británico critica a los Beckham por permitir que su pequeña use chupete con 4 años.

Un artículo publicado en The Daily Mail bajo el título “¿Por qué Harper, de cuatro años, usa chupete?” fue el culpable. En él, se cuestionaba seriamente el hecho de que David y Victoria Beckham permitiesen que su pequeña siguiese usando chupete. En la noticia, se hacía alusión a los posibles problemas en el habla y la dentición que ello podría originar, lo que dio pie a un debate sobre cuál debía ser la edad adecuada para abandonarlo.

Sin embargo, lo que de verdad despertó la ira del matrimonio fue la puesta en duda de su competencia como padres, juzgándoles de su permisividad y del mal ejemplo que estarían dando a otras parejas. David Beckham no estaba dispuesto a aguantarlo, por lo que publicó su respuesta en su cuenta de Instagram:

“¿Por qué sienten las personas que tienen el derecho de criticar a un padre en relación a sus hijos sin tener datos?. Quienes tienen hijos saben que cuando no se sienten bien o tienen fiebre, haces lo que más les alivie y la mayoría de las veces, eso implica usar un chupete; por lo tanto, quienes critican esto deberían pensar dos veces lo que dicen acerca de los hijos de los demás, porque no tienen ningún derecho a criticarme como padre…”

Su reflexión ha generado ya 600.000 me gusta y 20.000 comentarios, siendo la mayoría de ellos de apoyo y defensa por parte de sus fans.

Pero, ¿cuándo conviene abandonar el chupete?

Nosotros no queremos entrar a valorar si debe o no una publicación juzgar el modo en que unos padres crían y educan a sus hijos. Queremos hablar, evidentemente, del único aspecto que nos compete: el uso excesivo del chupete, un tema que sigue generando controversia  y en el que los logopedas tenemos mucho que decir.

Es cierto que durante los primeros meses del bebé, el chupete representa unas claras ventajas, como el permitir la estimulación de la succión o el desarrollo de la musculatura orofacial, por lo que su empleo es más que recomendable. Ahora bien, cuando se extiende más allá de los 2 años, momento en que empiezan a salir los primeros dientes, hay que empezar a plantearse su retirada. Aunque esto no es ciencia, como siempre decimos, debemos tener el desarrollo de la dentición como referencia que nos oriente.

¿Qué repercusiones lleva consigo un uso prolongado?

En primer lugar, genera el mal hábito de respirar por la boca. Además, propicia problemas de mordida (es común descubrir que niños con mordidas cruzadas o abiertas abusaron del chupete o de la succión digital), mala colocación de los dientes, interposición lingual (la lengua suele estar fuera de la cavidad oral la mayor parte del tiempo), irritaciones,…

Asimismo, si, efectivamente, órganos como los labios, los dientes o el paladar sufren algún tipo de malformación, esto podrá verse reflejado en el habla del niño, caracterizándose por frecuentes errores articulatorios o pobre inteligibilidad.

Vuestro turno…

Varios padres nos han escrito en anteriores ocasiones preguntando fórmulas que les ayudasen a quitar el chupete a sus hijos. Pues bien, hoy queremos que nos ayudéis a elaborar una lista de consejos o métodos para retirarlo, de forma que esto pueda servir a los papis que se encuentren perdidos y agobiados con este asunto.

¡Estamos deseando leer vuestras propuestas!

 

 

 

Si te ha gustado, ayúdanos a difundirlo... Share on Facebook101Share on Google+0Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn0Pin on Pinterest0Email this to someone
The following two tabs change content below.
Ser logopeda es tener la inmensa suerte de ver cada día los ejemplos de superación y lucha de quienes dan sentido a esta profesión.