Un nuevo hachazo debido a los recortes

Preferiríamos escribiros con noticias más agradables pero, aunque ésta no lo es, es necesario que os lo contemos: este curso la Comunidad de Madrid no contratará a los Técnicos en Integración Social que trabajan en las Aulas Específicas TGD (Trastornos Generalizados del Desarrollo) de los colegios públicos de la comunidad.

A pesar de su amplia formación y experiencia, la dirección general de Recursos Humanos ha preferido prescindir de estos profesionales y contratar en su lugar a personal no especializado (evidentemente, sin contrato fijo y cobrando un sueldo menor). Las víctimas de todo ello son, sin lugar a dudas, los alumnos.

Como ya hemos explicado en alguna ocasión, las personas con TEA muestran un fuerte deseo por la invarianza y el establecimiento de rutinas, ya que con ello intentan que el ambiente en el que se desenvuelven sea predecible y seguro. Un cambio tan significativo como éste puede tener serias repercusiones en el desarrollo educativo de estos alumnos.

Por otro lado, el Integrador Social sirve de continuo modelado al alumno para que éste, poco a poco, vaya alcanzando una mayor autonomía e integración en la sociedad. Pero las estrategias y modos de actuación que deben llevarse a cabo con estos estudiantes requieren de una extensa formación que sólo poseen los profesionales que, durante años y manera continuada, se han especializado en el estudio de los Trastornos Generalizados del Desarrollo.

Los alumnos con TEA (Trastornos del Espectro Autista) que son atendidos en estas aulas forman un grupo muy heterogéneo, caracterizado por múltiples diferencias individuales. Por esta razón, es vital conocer las necesidades de cada niño y reconocer, ante todo, que cada uno de ellos es único. Como únicas son también las características que presentan y que requieren de un profundo conocimiento para saber cómo deben ser abordadas en el proceso de enseñanza.

Estos y otros motivos se reflejan en la petición que se presentará ante la Consejería de Educación para exigir la recontratación de los mencionados técnicos. Si queréis comprometeros con la iniciativa que, desde hace días, se ha puesto en marcha, sólo tenéis que entrar en el enlace y firmar. Son ya muchos los que con su nombre han querido poner voz a estos niños para que no se les niegue el derecho a una educación de calidad. ¿Quieres unirte?

Recogida de firmas

Si te ha gustado, ayúdanos a difundirlo... Share on Facebook0Share on Google+0Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn0Pin on Pinterest0Email this to someone
The following two tabs change content below.
Ser logopeda es tener la inmensa suerte de ver cada día los ejemplos de superación y lucha de quienes dan sentido a esta profesión.